¿El Aborto es un Derecho Humano?

Por María Isabel Bracamontes

 Actualmente se habla mucho del “derecho al aborto”, por lo que es importante analizar este tema desde una perspectiva jurídica.


Los derechos humanos son inherentes al ser humano, protegen la dignidad de la persona y son garantizados por la Constitución, los Tratados Internacionales y los Principios Generales del Derecho. 


En México nuestra Constitución protege el Derecho a la Vida desde el momento de la concepción con base en su artículo primero: 


En los Estados Unidos Mexicanos todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en esta Constitución y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte, así como de las garantías para su protección…Las normas relativas a los derechos humanos se interpretarán de conformidad con esta Constitución y con los tratados internacionales de la materia favoreciendo en todo tiempo a las personas la protección más amplia.[1]


Debido a que México ha firmado tratados internacionales, dentro de los cuales podemos encontrar la obligación de proteger la vida desde el momento de la concepción, el derecho a la vida tiene protección constitucional en nuestro país. Los tratados internacionales son jurídicamente vinculantes, es decir, crean compromisos para México ante la comunidad internacional.


Los tratados internacionales se ubican jerárquicamente por encima de las leyes y en un segundo plano respecto de la Constitución[2], sin embargo, gracias a la reforma constitucional del 10 de junio de 2011[3], al artículo primero y al artículo ciento treinta y tres constitucional, se incorporó a nuestro derecho interno, todo derecho humano reconocido en los tratados que México tiene firmados, por lo tanto “las normas constitucionales no son sólo aquellas que aparecen expresamente en la Carta sino también aquellos principios y valores que no figuran directamente en el texto constitucional pero a los cuales la propia Constitución remite”.[4]


El derecho a la vida del no nacido, desde el momento de la concepción se encuentra protegido en la Convención Americana sobre Derechos Humanos, en su artículo cuarto: “Toda persona tiene derecho a que se respete su vida. Este derecho estará protegido por la ley y, en general, a partir del momento de la concepción.”[5]


Cabe aclarar que México hizo una declaración interpretativa al respecto en donde declaró que la expresión “en general” contenida en el artículo cuarto de la Convención, no constituye obligación de adoptar o mantener en vigor legislación que proteja la vida “a partir del momento de la concepción” ya que esta materia pertenece al dominio reservado de los Estados, sin embargo al tratarse de una declaración y no una reserva[6], México sí está obligado a cumplir con la totalidad del tratado.


La Convención sobre los Derechos del Niño, también protege al no nacido, pues señala en su preámbulo que debe protegerse al niño desde antes de su nacimiento: <<Teniendo presente que, como se indica en la Declaración de los Derechos del Niño, "el niño, por su falta de madurez física y mental, necesita protección y cuidado especiales, incluso la debida protección legal, tanto antes como después del nacimiento”.>>[7]


Lo anterior es vinculante con base en el artículo treinta y uno de la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados, porque se considera que el preámbulo es parte integrante de un tratado. 


Por otro lado, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos resolvió que no existe el derecho al aborto[8]


El tribunal afirma que el Convenio Europeo de Derechos Humanos no reconoce el derecho al aborto; al contrario, determina la importancia y la legitimidad de los derechos del niño no nacido. El Tribunal ha afirmado claramente que el artículo octavo del Convenio, relativo a la protección de la vida privada, no debía interpretarse como reconocimiento del derecho al aborto.[9]


Es preciso mencionar que existen muchos documentos emitidos por organismos internacionales que hablan del derecho al aborto, sin embargo dichos documentos son orientadores, no son vinculantes, por lo tanto México no está obligado a cumplir con el contenido de los mismos.


El aborto en México está tipificado como delito en el Código Penal Federal, sin embargo existen diferentes excluyentes de responsabilidad[10]que varían dependiendo de cada estado. 


Existe una gran diferencia si hablamos de permitir el aborto en una cierta temporalidad…o hablar de las excluyentes del delito de aborto y hablar del aborto como un derecho, toda vez que la lógica dicta que una cosa no puede ser y no ser al mismo tiempo, mucho menos un derecho humano…hay quienes han dicho erróneamente que, el aborto sí puede ser un derecho y un delito al mismo tiempo, utilizando como ejemplo la legítima defensa, pero hay que recordar que la legítima defensa no es un derecho, sino una excluyente de responsabilidad.[11]


En conclusión, a nivel internacional no existe el derecho al aborto, simplemente hay documentos orientadores, no vinculantes que hablan erróneamente del “derecho al aborto”. 


En México no existe el derecho al aborto, lo que hay es una despenalización parcial en la Ciudad de México y excluyentes de responsabilidad dependiendo el estado. 









Fuentes    

[1] Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, [en línea], http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/1_090819.pdf, [consulta: 18 de noviembre de 2019].

[2] Amparo en Revisión 1475/98

[3] RODRÍGUEZ MANZO, Graciela et al., Bloque de Constitucionalidad en México, México, ReformaDH, 2013, [en línea], <http://cdhdfbeta.cdhdf.org.mx/wp-content/uploads/2015/05/2-Bloque-constitucionalidad.pdf>, [consulta: 15 de noviembre de 2019].

[4] Ídem

[5] Convención Americana sobre Derechos Humanos, [en línea], https://www.oas.org/dil/esp/tratados_b-32_convencion_americana_sobre_derechos_humanos.htm, [consulta: 18 de noviembre de 2019].

[6] Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados, Art. 2, d

[7] Convención sobre los Derechos del Niño, [en línea], https://www.un.org/es/events/childrenday/pdf/derechos.pdf, [consulta: 18 de noviembre de 2019]

[8] A. B. C. contra Irlanda, N° 25579/05, 16 de diciembre de 2010.

[9] TOJO, Liliana, comp., Salud y Derechos Reproductivos, Argentina, CEJIL , 2012, [en línea], <https://archivos.juridicas.unam.mx/www/bjv/libros/11/5210/21.pdf>, [consulta: 15 de noviembre de 2019].

[10] TORRES LÓPEZ, Mario Alberto, “Breve Introducción a las Excluyentes del Delito”, en la Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, México, [en línea], <https://archivos.juridicas.unam.mx/www/bjv/libros/7/3228/35.pdf>, [consulta: 15 de noviembre de 2019].

[11] MIZRAHI NEDVEDOVICH, Celia, El Generismo y sus Implicaciones en la Vida Jurídica Mexicana a través del la Praxis de los Derechos Humanos, Tesis Profesional, México, Universidad Panamericana, Facultad de Derecho, 2017, pp. 122 – 129.

image3